Crazy4Media News

La revolución de los wearables y su impacto en la publicidad

Como ya mencionamos en nuestro anterior artículo sobre las tendencias en mobile para 2016, este año será uno de muchos avances en este campo, y en la publicidad en general. Y una de las revoluciones que comenzará a vislumbrarse este año es la de los wearables.
Por si alguien no había oído el término antes, ¿qué son los wearables? Según la Wikipedia, un wearable o dispositivo ponible es “aquel dispositivo que se lleva sobre, debajo o incluido en la ropa, y que está siempre encendido, no necesita encenderse y apagarse.
Cuando hablamos de wearables podemos referirnos tanto a una pieza de tecnología que se lleva puesta – como un reloj o smartwatch -, o prendas a las que se le añade tecnología – como una camiseta con chip integrado que registre tu ritmo cardíaco.
Evolución de la publicidad móvil
La irrupción de los móviles en nuestras vidas ha supuesto un cambio radical en nuestra forma de comunicarnos y de recibir información, y por supuesto el sector de la publicidad ha sabido adaptarse a este cambio. Según TicBeat, el gasto en publicidad móvil superará los 100.000 millones de dólares este 2016, y supone un crecimiento del sector de un 430% desde 2013.
En 2010 llegaron los tablets, y pronto se convirtieron en un dispositivo frecuentemente consumido por los usuarios, lo cual hizo que el sector de la publicidad se planteara una mentalidad multidispositivo: tablets, smartphones y ordenadores de sobremesa.
El número de wearables comprados por usuarios aún está lejos de acercarse al de móbiles o tablets, pero el aumento de su popularidad es indiscutible. Cisco  predice que en 2019 habrá 578 millones de dispositivos wearables, en comparación con los 170 millones que hubo en 2015. El atractivo de estos dispositivos se debe entender siempre como un complemento al smartphone, proporcionando información adicional a la que éste nos suministra.
Pero, ¿en qué afectará este crecimiento de wearables a la publicidad?
Los wearables forman parte del internet de las cosas, y se prevé una explosión de este concepto en los próximos años: coches conectados, electrodomésticos, wearables y más.
En un mundo en el que la recolección de datos aún es costosa, los wearables suponen un avance a la hora de suministrar datos nuevos e únicos. Ya sean datos relacionados con la salud, actividades, localización o movimientos, los datos recopilados por los wearables le darán al marketing en móviles una nueva dimensión.
Por ejemplo, podremos acceder y combinar datos de un reloj y unas gafas, lo que nos permitirá conocer una combinación de datos de movimiento, geolocalización y visualización. Con esta información, se podrá saber cómo compran los consumidores, cuánto tiempo miran los productos o si leen las descripciones.
Gracias a los wearables, comprenderemos mejor cada paso del proceso de compra, y a los anunciantes les dará la oportunidad de colocar su anuncio en el momento y lugar justo.
También hay que tener en cuenta la intención de algunas compañías, como Apple, de convertir a su dispositivo en un método de pago: el sistema Apple pay, ya en funcionamiento, te permite realizar pagos directamente desde el Apple Watch, de una forma cómoda y sin emplear tarjeta ni smartphone. Para el sector de la publicidad esto puede ser una oportunidad interesante de explorar otro formato de anuncios.
¿Qué desafíos plantean los wearables a las marcas y anunciantes?

El sector de la publicidad ya tiene en cuenta la existencia de diferentes pantallas e interfaces a la hora de desarrollar su estrategia, y está claro que la inminente revolución de los wearables les llevará a innovar y conectar con los consumidores de diferentes maneras. Allá donde el consumidor gaste su tiempo, los anunciantes querrán estar presentes.
Sin embargo, las empresas del ámbito de la publicidad deberán tener en cuenta lo siguiente:
  • Los usuarios cada vez están más abiertos a recibir anuncios, pero siempre que les aporten valor. En este sentido, la información proporcionada por los wearables permite a los anunciantes ofrecer contenido más relevante para el usuario, y por ende menos intrusivo.
  • Cualquier anuncio que se ofrezca a través de los wearables tiene que permitir la opción de expandirse a una pantalla más grande. Será habitual que el usuario descubra el anuncio en su wearable, y después lo visualice en otro formato en su smartphone, tablet u ordenador.

postwearables

Los wearables no deben verse como una amenaza al mundo de la publicidad móvil, sino todo lo contrario: suponen un mundo de nuevas posibilidades en cuanto a formatos e interactividad. El futuro de la publicidad pasa por adoptar una estrategia multi-dispositivo, de la que los wearables formarán una parte indispensable.
futuromarketingpublicidadwearables

Cristina Rojas • 9 febrero, 2016


Previous Post

Next Post

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *